top of page
  • Foto del escritorC Minds

Liderazgo local en Dzilam de Bravo: monitoreo ambiental para la conservación

Por Nicte Cabañas, Asistente en coordinación de proyectos de Future of Earth Lab en C Minds; Constanza Gómez Mont, Fundadora y Principal de C Minds y Regina Cervera, de Future of Earth en C Minds.



La Reserva Estatal de Dzilam es un sitio prioritario para la conservación de humedales en la Península de Yucatán. Una zona con gran relevancia a nivel local e internacional, pues su gran extensión de manglares y porción marina contribuyen a la captura de carbono, la sostenibilidad pesquera y la vida marina, y la protección de la biodiversidad. La reserva alberga diversos proyectos de conservación, desde la protección de tortugas marinas hasta el monitoreo de biodiversidad con nuevas tecnologías a través de nuestro proyecto, Tech4Nature México.


A pesar de contar con múltiples iniciativas para proteger el entorno, la zona aún enfrenta amenazas para la biodiversidad como la pérdida de hábitat, la deforestación y la cacería ilegal. Por eso, uno de los desafíos clave para Tech4Nature México consistió en diseñar una estrategia con cambios transformadores y sustentables. Desde C Minds parte medular de esta estrategia fue aliarnos con el gobierno, la academia y la comunidad local que vive en la zona para buscar respuestas en conjunto, y aportando conocimiento complementario desde cada ente.


Algo que nos enorgullece es la sociedad que formamos con la comunidad de Dzilam la cual nos aportó conocimiento profundamente útil para lograr las metas del uso responsable de sistemas autónomos e inteligentes para monitorear la biodiversidad. Hemos tenido el privilegio de trabajar durante el último año con personas de la comunidad como Juan Castillo, Benjamín Campos y Darwin Sosa, quienes actúan como nuestros expertos locales en conservación de la zona, aprendiendo a través del proyecto más acerca de cómo las tecnologías para el monitoreo de la biodiversidad ayudan a hacer más eficiente y efectivo las actividades de protección de la biodiversidad que llevaban a cabo.


A partir de esta experiencia, decidimos ampliar las oportunidades para adquirir estos conocimientos y ayudar a formar más personas líderes en sustentabilidad con conocimientos tecnológicos, extendiendo el impacto de nuestra iniciativa. Es así como C Minds en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Sustentable, desarrolló e impartió un curso piloto de gestión de proyectos de conservación con innovación tecnológica en la comunidad de Dzilam de Bravo.


A lo largo de cinco módulos, personas de la comunidad se sumergieron en un mundo de posibilidades. Desde aprender sobre tecnologías de monitoreo ambiental hasta comprender los matices éticos de tecnologías como la inteligencia artificial. El programa tuvo como objetivo incentivar el desarrollo de habilidades técnicas, fomentar la colaboración y promover una comunidad unida y comprometida. A parte de las personas expertas en C Minds que ayudaron a dar los talleres, estamos agradecidas de la participación de aliados importantes de C Minds como la UNESCO que brindaron conocimiento acerca de buenas prácticas para el uso ético de la IA para este tipo de proyectos.


De igual forma, se buscó fortalecer las capacidades en tecnologías digitales y brindar herramientas para participar en proyectos de conservación y en la toma de decisiones sobre la gestión de la zona, con el fin de contribuir al cuidado del ambiente y a la protección de las especies que habitan en la región.



La Reserva como centro de innovación

El valor de estas capacitaciones se profundiza cuando se considera el entorno único de Dzilam de Bravo. La diversidad de hábitats y especies es un lienzo perfecto para la innovación tecnológica. Los participantes ahora pueden explorar posibilidad de aplicar tecnologías de vanguardia para monitorear y conservar estos espacios. La tecnología, que alguna vez pudiera parecer distante y ajena, ahora se convierte en una herramienta tangible para la protección del entorno que aman.


Como destacó la profesora Leticia N. Pool, no conocían la gran diversidad de especies que habitan en la Reserva, pero que ahora al conocerlas puede compartir ese conocimiento con sus alumnos y alumnas, para fomentar la conciencia del gran tesoro que guarda este espacio.


Creación de una comunidad sostenible

A medida que estas enseñanzas dejan una marca indeleble en la comunidad de Dzilam de Bravo, se está tejiendo un futuro sostenible y tecnológicamente capacitado. Los y las habitantes locales no solo son testigos de las transformaciones en su entorno, sino que también fortalecen aún más su rol como catalizadores del cambio. La protección de la biodiversidad ya no es solo una idea abstracta; se convierte en un compromiso profundamente arraigado en los corazones y mentes de las personas que llaman hogar a este rincón de México.

La unión de nuestra co-iniciativa, Tech4Nature México, con la comunidad de Dzilam de Bravo es un recordatorio inspirador del poder de la formación local. En este entorno, la capacitación se convierte en el vínculo que une tradición y tecnología en la búsqueda común de un objetivo: la conservación de un tesoro natural para las generaciones presentes y futuras. A medida que los participantes se convierten en guardianes apasionados e informados de las posibilidades que otro tipo de herramientas pueden aportar, el futuro de Dzilam de Bravo brilla con un resplandor prometedor.



Un agradecimiento muy profundo a Juan Castillo, Benjamín Campos, Darwin Sosa y Victoria Avilés, de Dzilam de Bravo y Dzilam González, por abrirnos las puertas y ayudarnos a organizar este taller. Así como a Valentina Vanegas, Alejandro Pacheco y Rafael Nadal de la SDS, y Dorian Rommens de la UENSCO y a nuestro equipo Constanza Gómez Mont, Fundadora y Principal de C Minds; Regina Cervera, Coordinadora de proyectos en C Minds y Nicte Cabañas, Asistente en coordinación de proyectos en C Minds.


Comentarios


bottom of page